20 de mayo de 1990, se lanza el disco Corazones de los prisioneros

324

Corazones es el cuarto álbum de la banda chilena Los Prisioneros, lanzado en 1990. Sin embargo, algunos fanáticos lo consideran el primer disco solista de Jorge González. Producido por el argentino Gustavo Santaolalla, en conjunto con Anibal Kerpel para EMI Odeón Chilena, fue grabado, mezclado y masterizado en Los Ángeles, California. En el extranjero, la distribución del álbum estuvo a cargo de Capitol Records.

Con esta obra, la banda dejó prácticamente de lado la crítica social para comenzar una nueva etapa mucho más sentimental y de corte electrónico. Las letras románticas, íntimas y melancólicas que predominan en el álbum estuvieron influenciadas por la relación que hasta entonces mantenía Jorge González con Claudia Carvajal, la esposa del guitarrista de la banda, Claudio Narea.

En abril de 2008 ocupó el noveno puesto en la lista de los 50 mejores discos chilenos de todos los tiempos, según la edición chilena de la revista Rolling Stone. Siendo así, comparte un lugar destacado en la historia musical de Chile junto a otros dos discos de la banda: La voz de los ’80 (posicionada en el tercer lugar), y Pateando piedras (en el décimo quinto).​ En 2011 fue remasterizado junto con La cultura de la basura, Pateando piedras y La voz de los ’80.