Home / Noticias / Música / La fuerza del espíritu de Depeche Mode

La fuerza del espíritu de Depeche Mode

Noche templada de Miércoles en el Estadio Nacional. Un recinto lleno esperaba el regreso de uno de los shows que generó mayor expectación de esta primera parte del 2018. Como buenos ingleses a las 21 horas en punto, Depeche Mode, comenzó su presentación entregando el segundo sencillo de su última placa “Spirit” “Going Backwards”, álbum que los colocó nuevamente en los escenarios con una gira mundial.

Las almas presentes sin duda comenzaron a corear y a recibir a Dave Gahan, Martin Gore, Andrew Fletcher y su banda con gritos y una alegría contenida desde su presentación en el club hípico, que no fue de las mejores. El recinto fue culpable del pésimo sonido esa noche del 2009.

La fiesta continuo no solo con las nuevas canciones como “Where’s the Revolution”, sino que también, con sus ya clásicos contemporáneos como “It’s No Good”,”Precious” y el clásico noventero “World In My Eyes” los cuales desataron la euforia de los presentes. La dosis exacta de buen Synth Pop, duro 2 horas con un Dave Gahan enérgico y carismático, como ya acostumbramos a ver, reviviendo ese sonido único que cultivaron a comienzos de los años ochentas. Como sabemos, Martin Gore, uno de los integrantes emblemáticos de Depeche Mode, tuvo su esperado momento interpretando “Insight” para luego enloquecerlos a todos con “Home”, el cual fue un punto de inflexión necesario y que daba tiempo suficiente para que, Gahan, regresara rápidamente con toda la energía interpretando “In Your Room” y “Everything Counts con un sonido renovado y que solo la banda es capaz de remozar según los nuevos tiempos.

Un Estadio Nacional más que rendido siguió gritando al unisono el nombre de la banda y aplaudiendo las locuras y simpatía que demostraba su vocalista. Cuando llega el punto más álgido de la noche, es el momento en que comienzan a sonar los samplers de “Enjoy The Silence”, canción que este año cumple 28 años y que sonó mas fresca que nunca con una versión extendida llena de diversión. Yendo más atrás y para los que conocimos a la banda desde sus inicios, el ochentero “Never Let Me Down Again” nos recordaba el espíritu principal de los Británicos y el por qué, suman tantos seguidores en el planeta.

Luego del primer y único bis de la jornada, regresa Martin Gore al escenario para interpretar en formato acústico el éxito “Strangelove” coreado de principio a fin, para luego dar paso al broche de oro con “Personal Jesus” y el cierre de una noche memorable con nostalgia y vanguardia que solo Depeche Mode puede mezclar.

Se extrañaron algunos clásicos quizás esperados pero 2 horas fueron suficientes para demostrar que la edad no importa, que están mas vigentes que nunca con su sonido único e irreemplazable.

Nota :  Ismael Pereira

Fotos: DG Medios / Jaime Valenzuela

 

 

About admin

Lea también

Premios Pulsar 2018: Gepe y Mon Laferte lideran las nominaciones

En un evento realizado en la Sala SCD Bellavista, se dieron a conocer los artistas …

Dejanos tu comentario