Home / Noticias / Misceláneo / Preparan Piloto Del Tren Turístico Valle Del Itata

Preparan Piloto Del Tren Turístico Valle Del Itata

En las próximas semanas se prevé implementar el piloto del tren patrimonial Chillán-Valle del Itata, una iniciativa impulsada por Sernatur, el Programa de gestión territorial de Zonas de Rezago y la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), a través de su filial Fesur.

El proyecto, que se suma a otros similares desarrollados en distintas zonas del país, busca reactivar economías locales a través del turismo, como el Tren de La Araucanía, entre Temuco y Victoria; el Corto Laja, entre Concepción y Laja; o el Buscarril Talca-Constitución.

En el caso del tren del Valle del Itata, el trazado cubriría una extensión aproximada de 40 kilómetros, entre Chillán y Confluencia, aunque no se descarta que se extienda tres kilómetros más hasta Nueva Aldea, lo que obligaría a utilizar el antiguo puente sobre el río Itata, el cual se encuentra en buen estado, ya que actualmente es utilizado por trenes de carga forestal que se dirigen hacia la planta Nueva Aldea, de Arauco.

Dado que el recorrido considera utilizar parte del ramal Rucapequén-Penco, no son pocos los que plantean que esta puede ser una oportunidad para recuperar el tendido ferroviario, gran parte del cual se encuentra desmantelado en el tramo Nueva Aldea-Penco, fruto del abandono y del vandalismo, ya que dejó de utilizarse en la década de los ochenta. Y si bien se han planteado iniciativas para recuperar este ramal, ninguna ha dado frutos y según informaciones de EFE, no es prioridad del actual Gobierno.

Trazado

En noviembre del año pasado, la subsecretaria de Turismo, Javiera Montes; junto al coordinador nacional del programa de gestión territorial de Zonas de Rezago, Jaime Tohá; y el presidente del directorio de Fesur, Alejandro Tudela, participaron en un prelanzamiento del tren patrimonial del Valle del Itata, realizando un recorrido en un autocarril entre Chillán y la estación Nebuco.

El recorrido propuesto, sin embargo, es más extenso. Considera salir desde Chillán pasando por el paradero José Almarza, el puente sobre el río Chillán, Nebuco, la estación Rucapequén, donde tomará el ramal, y luego pasará por Colliguay y se detendrá en Quinchamalí, donde antiguamente había muchos vendedores de alfarería. El tren retomará el movimiento para arribar a Confluencia, donde también se detendrá, hasta llegar finalmente a Nueva Aldea.

Tren a vapor

Y tal como otros trenes turísticos patrimoniales impulsados por Sernatur y EFE, la idea es poner un tren a vapor con carros antiguos.

Según Fesur, se cuenta con material rodante que requeriría de refacciones para el recorrido.

Una de las alternativas consiste en utilizar la locomotora a vapor Baldwin tipo 80 y cuatro vagones con capacidad para 240 personas, que actualmente son utilizados por EFE para ofrecer el servicio “Tren de La Araucanía”, entre Temuco y Victoria, durante algunos fines de semana en primavera y verano, y que son propiedad del Museo Nacional Ferroviario Pablo Neruda, de Temuco.

La propuesta consiste en utilizar el convoy de fabricación norteamericana entre marzo y diciembre, apuntando a diversificar la oferta para el grueso de turistas que visitan la zona y que se concentran principalmente durante la temporada de esquí, sin embargo, la definición del calendario de servicios corresponderá hacerla más adelante, luego de una evaluación del piloto y de acuerdo a la disponibilidad de uso de las máquinas.

Y si bien no se ha revelado el monto de la inversión que se requerirá acometer, Alejandro Tudela aclaró que no se podrían realizar este tipo de recorridos sin un componente de subsidio. En otras palabras, iniciativas como ésta no se autofinancian, por lo que el componente de responsabilidad social empresaria de parte de EFE es un elemento clave.

Interés turístico

El proyecto apunta a la revalorización patrimonial del Valle del Itata, de la mano del turismo, lo que permitiría poner en valor el puente ferroviario Nueva Aldea, dar salida a vinos de la pequeña agricultura de Ñuble y crear un polo turístico comercial para la zona de Quinchamalí, Confluencia y Nueva Aldea.

La apuesta de largo plazo es promover el desarrollo turístico del Valle del Itata, que tiene una rica oferta asociada al turismo histórico-cultural, al enoturismo y al turismo rural, con distintas iniciativas aisladas de carácter privado.

En el Valle del Itata, hay un interés creciente de parte de los viñateros de apostar por el turismo como una forma de diversificar sus canales de comercialización, pero también para que los amantes del vino puedan conocer el patrimonio vitivinícola de la zona.

En ese contexto, la Asociación gremial de enólogos y profesionales del Vino del Valle del Itata (Agepvvi) ha participado en distintas instancias que buscan promover el destino tanto a nivel nacional como internacional. Su presidente, Felipe Neira, sostuvo que implementar un tren patrimonial “sería fantástico”, destacando que contribuiría a desarrollar el turismo en la zona.

 

 

 

 

 

 

 

“Existe un creciente interés de turistas extranjeros, como europeos, brasileños y norteamericanos, por conocer la tradición vitivinícola del Valle, por ello se han estado realizando esfuerzos tanto a nivel de productores como en algunos municipios, por ofrecer circuitos enoturísticos, y en lo que concierne a las viñas, se han hecho inversiones en infraestructura para recibir a los visitantes”, explicó Neira.

Iniciativas similares

Según Javiera Montes, se están desarrollando varios proyectos similares a esta iniciativa a nivel nacional, como el Corto Laja, el tren a Laraquete, en Temuco, en Valdivia, en Talca y en Arica, que apuntan a reactivar economías locales a través del turismo, las que resultan prometedoras y que cuentan con la “fiel convicción de Fesur”.

En los últimos años, EFE ha desarrollado los trenes turísticos buscando potenciar el rol del ferrocarril en la sociedad y promoviendo este medio de transporte, pero principalmente, enfocado al desarrollo turístico de las zonas donde se ha implementado.

Los trenes en operación actualmente son los siguientes:  Expreso del Recuerdo (Santiago-San Antonio); Tren de La Araucanía (Victoria-Temuco); Góndola Carril (Los Andes-Río Blanco); Tren Valdiviano (Antilhue-Valdivia); Buscarril Turístico (Talca-González Bastías); Sabores del Valle (Santiago-San Fernando); y Sabores del Maule (Santiago-San Rafael).

En la Región de La Araucanía, el circuito turístico comenzó a operar en 2014. Dura aproximadamente 5 horas y une a la ciudades de Temuco y Victoria. Se viaja a bordo de un tren a vapor con capacidad para 240 pasajeros e incluye un coche comedor que data de 1930.

En paralelo a la implementación del tren del Valle del Itata, también se desarrollará un piloto del tramo Concepción-Laraquete, que en años anteriores ha demostrado un gran interés.

www.ladiscusion.cl

About admin

Lea también

¿Viajar o no con mascotas en Fiestas Patrias? Colegio Médico Veterinario entrega recomendaciones y advierte sobre riesgos

Un traslado seguro, sumado a la comodidad en la estadía puede ser una buena opción …

Dejanos tu comentario