Australia: Cientificos se preparan para el primer trasplante de ojo biónico a un humano

412

En Melbourne, Australia, un grupo multidisciplinar de investigadores de la Universidad de Monash desarrolló un ojo biónico que podría curar la ceguera en los seres humanos. En un artículo del medio Actualidad RT se especificó que esto se podría lograr a través de la colocación de un implante en la superficie del cerebro.

El equipo de ingenieros y médicos de ese país se están preparando para iniciar los primeros ensayos clínicos en humanos en Melbourne. Esta sería la primera implantación de un ojo biónico en el mundo, indica la universidad en un comunicado.

“Las prótesis de visión cortical tienen como objetivo restaurar la percepción visual de quienes han perdido la visión. Se logra mediante la administración de estimulación eléctrica a la corteza visual”, explica Arthur Lowery. El experto es el principal investigador del proyecto e indicó que la tecnología podría ayudar también a tratar otras afecciones, como la parálisis de extremidades.

El Sistema de visión biónica Gennaris, que lleva más de diez años en desarrollo, fue diseñado para rodear los nervios ópticos dañados. De esta forma, se quiere permitir que las señales se transmitan desde la retina al centro de visión del cerebro.

El dispositivo está compuesto por un casco que incluye una cámara y un transmisor inalámbrico, una unidad procesadora de datos y un conjunto de placas de 9×9 mm implantados en el cerebro.

La cámara del dispositivo captura el entorno del usuario y envía las imágenes al procesador de visión. Allí se procesan para extraer la información más útil y, finalmente, envía los datos de forma inalámbrica al complejo circuito dentro de cada placa implantada en el cerebro. Una vez allí, los datos se convierten en un patrón de pulsos eléctricos. Estos estimulan la corteza cerebral a través de microelectrodos delgados como un cabello.

En caso de tener éxito, el equipo buscará crear “una nueva empresa comercial enfocada en proveer la visión a las personas con cegueras incurables. Así como también, brindarle movimiento a los paralizados con tetraplejia “, indicó el doctor Philip Lewis, otro de los líderes del proyecto.