Brad Pitt y Jennifer Aniston: la historia detrás de la foto más buscada

227

Era una de las dudas más repetidas desde que, a principios de enero, arrancó la temporada de premios: ¿cuándo tendría lugar el reencuentro entre Jennifer Aniston y Brad Pitt? La respuesta se dejó ver el domingo por la noche en la gala de los premios que concede el Sindicato de Actores, los SAG Awards. Fue entonces cuando Aniston y Pitt volvieron a coincidir. Pero eso ya había ocurrido dos semanas atrás en los Globos de Oro. Ahora la cuestión es que se habían saludado y fotografiado juntos. Y que el mundo entero había sido testigo de esas imágenes.

Tanto Pitt como Aniston resultaron vencedores: él se llevó el galardón a mejor actor secundario en una película (por su papel en Érase una vez en… Hollywood, de Quentin Tarantino) y ella el de mejor actriz en una serie dramática por su papel de presentadora de matinales en The Morning Show, una de las primeras producciones propias de la plataforma de televisión de Apple. Pero la foto más esperada no llegó en la alfombra roja, ni en el patio de butacas, ni sobre el escenario. Fue más informal, se realizó en el backstage y dejó ver la emoción y la ilusión de cada uno de los miembros de una expareja porque al otro le fuera bien. Y eso ha sido lo que ha enternecido al mundo. Igual que las imágenes en las que Pitt se queda entre bambalinas para escuchar, con la sonrisa pintada en la cara, el discurso de su exmujer.

La cuenta oficial de los propios premios SAG era quien tuiteaba varias de las imágenes. Pitt, de 56 años, con traje negro, camisa blanca y sin corbata; y Aniston, de 50 años, con un vestido blanco de satín, se saludaban emocionados. Él le cogía la mano; ella, por el gesto de su brazo izquierdo, parecía a punto de abrazarle. Tras esa foto, otra que hacía seguir la secuencia: ella se marchaba del backstage mientras él le agarraba el brazo cariñosamente.