Cómo fue el día que Mike Tyson descubrió a su exesposa con Brad Pitt

728

El estadounidense Mike Tyson es un personaje del boxeo y del deporte en general. Y es que el retirado pugilista y otrora campeón mundial de peso pesado tiene un sinfín de historias que contar a lo largo de su vida.

Una de ellas, curiosamente, lo vincula con el actor Brad Pitt. La historia data de 1989, cuando el retirado peleador tramitaba su divorcio con la actriz Robin Givens.

Según contó Tyson en el libro autobiográfico “Undisputed Truth” (La Verdad Indiscutida), narrado en primera persona pese a estar escrito por Larry Sloman, a pesar de la situación que vivía con su exesposa aún mantenían recurrentes encuentros sexuales.

Algunos detalles también los había contado en una entrevista televisiva, cuando señaló que “ese día tenía que ir a la oficina de mi abogado, pero decidí pasar por la casa de Robin por un ‘rapidito’. Qué puedo decir, yo era joven y la extrañaba”.

Y así es como Tyson partió rumbo a la casa de su exesposa antes de dirigirse donde su abogado para seguir con los trámites de divorcio. Tocó el timbre y no encontró respuesta, por lo que decidió volver a su auto y retirarse.

Sin embargo, cuando se disponía a encender su vehículo, vio que Givens llegaba en su auto y Mike se alegró. Su felicidad, sin embargo, duró muy poco.

“La veo que venía acompañada por el apuesto Brad Pitt. Ahí pensé ‘mierda, hoy no tendré ningún rapidito””, confesó Tyson, desatando la risas de quienes seguían el programa The Real.

La escena, por cierto, no fue para el agrado de un Tyson que no esperaba ver a su expareja con otro hombre y, ver que era el atractivo actor, fue un duro golpe para él.

“Yo estaba en un coma emocional. Habían tomado mi corazón y lo aplastaron, todo eso me dejó completamente abrumado. No tenía energías para pelear ni nada”, detalló el exboxeador.

Sin embargo, su sola presencia bastó para que Pitt se asustara y pensara que recibiría algún golpe de parte del peleador.

“Brad debió haber estado ebrio o algo, pero me imploraba que no le pegue y me decía que sólo estaban repasando un libreto”, complementó Tyson sobre aquel momento.

“No fue la mejor manera pero ahí lo conocí. Y la verdad es que me pareció un tipo muy amigable. No estoy enojado con Brad, de ninguna manera. Claramente no le guardo rencor porque, si así fuese, ya no estaría vivo”, insistió Mike.

Fuente: www.biobiochile.cl