El caso real de ataque sexual detrás del capítulo más difícil de Grey’s Anatomy

222

En 2019, Grey’s Anatomy sacó al aire su episodio más difícil, Silent All These Years. En él la doctora Jo Karev (Camilla Luddington) no sólo se enteraba que ella había nacido producto de una violación, sino que también atendía a una paciente víctima de un ataque sexual.

El capítulo escrito por Elisabeth Finch aborda varios temas acerca del abuso sexual como el miedo, la vergüenza, el consentimiento, las consecuencias emocionales y familiares, la denuncia, la investigación y los juicios, entre otros.

En la trama principal conocemos a Abby (Khalilah Joi), una mujer que llega al hospital con un corte en el rostro y varias heridas de golpes. La doctora Karev la recibe y rápidamente crean un fuerte lazo de confianza al punto de adivinar qué es lo que había ocurrido.

Tras no poder convencerla de hablar con la policía por temor a cómo los abogados defensores destruirían su reputación en el juicio, Jo logra que Abby acepte someterse a una toma de muestras que podrían servir de evidencia para cuando quisiera entablar la denuncia.

La escena se convirtió en una gráfica descripción de cómo se administra el llamado “kit de violación”, mostrando cada paso desde la toma de muestra de las secreciones, las mediciones de las heridas y las tomas de fotografías de la evidencia.

El momento también incluyó el consentimiento verbal de la víctima ante cada toma de muestra, que era aún más desgarrador.

El caso que inspiró el episodio

El capítulo nació en medio del debate de un caso real: la denuncia de ataque sexual de Christine Ford al entonces nominado a la Corte Suprema de Estados Unidos, Brett Kavanaugh.

“Estaba dirigiendo un episodio cuando apareció el testimonio de Christine Ford y la confirmación de Kavanaugh (en la Corte Suprema)”, recordó la productora ejecutiva Krista Vernoff en conversación con el portal The Hollywood Reporter.

Ford, una profesora de psicología de la Universidad de Palo Alto e investigadora de la escuela de medicina de la Universidad de Stanford, acusó en septiembre de 2018 a Kavanaugh de haberla atacado sexualmente mientras eran adolescentes en 1982, en Bethesda, Maryland.

Fuente: www.biobiochile.cl