El piloto original de “The Big Bang Theory” que jamás vimos

132

“The Big Bang Theory” no ha sido siempre cómo se conoce hoy en día. Un seguidor de la comedia de la CBS ha recuperado el piloto inédito que demuestra que la idea inicial de la serie tenía poco o nada que ver; uno con el que no hubieran conseguido mantener la ficción en antena durante doce temporadas. Sheldon (Jim Parsons) y Leonard (Johnny Galecki) se comportaban diferente. Eran personajes más oscuros, más seguros de sí mismos y con más malicia. Seguían teniendo un alto coeficiente intelectual, pero no había ni rastro de esa ingenuidad que conquistaría a la gran masa.

Tampoco estaban ni Penny ni Amy, personajes que después interpretarían Kaley Cuoco y Mayim Bialik. Pero sí que aparecerían otros dos caracteres femeninos poco desarrollados, Katie y Gilda, de los que presuntamente nacerían las dos protagonistas. Sin embargo, lo que más llama la atención es que Sheldon Cooper habla con total naturalidad sobre su sexualidad.

Ambos episodios empiezan de forma similar: Sheldon y Leonard acuden a una clínica para donar semen. Pero su actitud no tiene nada que ver. Mientras que en el episodio inicial que sí que se emitió se muestran tímidos e infantiles, en este piloto no emitido son maduros y desvergonzados.

Según recoge IMDB, el piloto inédito comienza con Leonard sentado en el banco de esperma esperando que Sheldon termine sus «depósitos», quien usa una revista de mujeres con grandes traseros (su fetiche). En el escritorio, después de terminar el crucigrama de la recepcionista (gesto que Leonard mantiene en el piloto que sí se emitió) para que les atendiera, esta les dice que no se les pagará en efectivo sino con cheques. Este detalle no gusta a este par de amigos ya que pensaban ir a cenar con el dinero que consiguieran con la donación.

En su camino desde el banco de esperma, el dúo se encuentra con una chica llorando llamada Katie, que está sentada en la calle después de romper con su novio y quedarse sin hogar. Leonard la invita a cenar con ellos en el restaurante de al lado, pese a que Sheldon no quería. Finalmente, tras escuchar lo sucedido con su expareja, Leonard la invita a mudarse a su departamento.

Mientras Katie se está bañando, una amiga de Sheldon y Leonard llamada Gilda aparece en el apartamento de ambos. La joven está enamorada de Leonard y fantasea con casarse con él y tener hijos. Al ver a Katie, se siente intimidada por su presencia, pero se relaja cuando descubre que la nueva inquilina no tiene interés por Leonard.

Al poco tiempo, Katie sale a beber y regresa al departamento a altas horas de la noche, despertando a Leonard al romper una lámpara. Al ver que este está despierto, intenta convencerle para que le acompañe a tomar una copa con ella, pero termina explicándole los últimos acontecimientos de su vida en una de las pizarras que tienen en el salón. Tras escucharla, Leonard le dice que sus problemas no han sido causados por su madre o su exnovio, sino por ella, que ha tomado malas decisiones. Katie entiende erróneamente que Leonard la llama «estúpida» (aunque él no lo es) y como resultado, se ofende y se muda.

Pese a este incidente, Katie regresa al apartamento después de que Leonard se disculpase con ella (aunque este supiera que no había nada por lo que pedir perdón). Según la joven, regresa al piso de ambos porque es su única opción para no pagar un alquiler. Para concluir el episodio, Katie lleva a Leonard, Sheldon y Gilda a bailar.

Fuente: www.abc.es