El verdadero drama tras las protagonistas de “Los Ángeles de Charlie”

326

La franquicia de Los Ángeles de Charlie ha sido una de las más exitosas en la industria de Hollywood y ha sido un referente en la cultura pop que, hasta la actualidad, sigue encantando a los fanáticos y seguidores de las detectives.

Sin embargo, el drama logró escalar a la vida real de las protagonistas: enfrentaron dolor, enfermedades y muertes que dejaron un impacto permanente incluso en las futuras sagas.

“Había una vez tres jóvenes que fueron a la academia de policía. Les asignaron misiones muy peligrosas. Pero yo las aparté de todo aquello y ahora trabajan para mí; mi nombre es Charlie”, fue la icónica frase que dio inicio al fenómeno de los 70.

Las protagonistas eran Sabrina Duncan (Kate Jackson), Jill Munroe (Farrah Fawcett) y Kelly Garrett (Jaclyn Smith), pero conforme la serie avanzó, se les reemplazaría a todas menos a Kelly, por Kris Munroe (Cheryl Ladd), Tiffany Welles (Shelley Hack) y Julie Rogers (Tanya Roberts).

A pesar de que el programa tuvo un muy buen recibimiento por los espectadores, en la segunda temporada surgieron algunos problemas internos que llevaron a la decadencia de los Ángeles.

Todo comenzó con Farrah Fawcett, quien se robó el protagonismo en la primera temporada de la serie, pero tuvo que renunciar por presión de su exitoso esposo, Lee Majors —que quería ejercer un mayor control sobre su carrera y sobre ella—.

La actriz y modelo decidió salir de Los ángeles de Charlie en el momento donde el programa se encontraba en la cima del éxito. Mientras Spelling la amenazó con llevarla a juicio por “incumplimiento de contrato”, ella respondió que nunca había firmado nada, así que ella tenía derecho irse.

El reconocido productor optó por mover sus influencias para que sus colegas en Hollywood no contrataran a Farrah, diciéndoles que era una “actriz conflictiva”. Después de meses de interminables disputas, finalmente la actriz y el productor llegaron a un acuerdo: haría seis participaciones especiales en las siguientes dos temporadas de la serie.

Mientras tanto, dentro del show, Jill Munroe dejó a los Ángeles para casarse, y era reemplazada por su hermana menor Kris, quien era policía, y también se encontraba en la búsqueda de nuevas y desafiantes aventuras.

A pesar de que el público del programa estaba enamorado del personaje de Farrah Fawcett, quien se caracterizaba por su corte de cabello esponjoso y su inigualable estilo de la moda, Cheryl Ladd fue inmediatamente aceptada por los televidentes.

A diferencia de sus compañeros y compañeras de trabajo, quienes se rumoraba que no la soportaban. La primera en expresar su descontento fue Kate Jackson, que prefería a Kim Basinger quien apareció en uno de los capítulos de la primera temporada como invitada especial.

Mientras tanto, Farrah pasó por un duro bache por su matrimonio, pues poco tiempo después de dejar Los Ángeles de Charlie, la actriz se divorció. Poco tiempo después, tuvo a su primera hija con el protagonista de la película Love Story, Ryan O´Neal, pero después de unos años, la actriz descubrió a su esposo siéndole infiel con otra mujer en su propia cama, por lo que la actriz decidió terminar inmediatamente su relación.

Años más tarde, su hija confesó a la revista People que su padre abusó físicamente de su madre.

“Él la golpeó hasta el cansancio”, comentó la hija de la destacada actriz. Poco tiempo de que Farrah terminara su relación, comenzó un noviazgo con el productor y director, James Orr, quien también abusó de ella. El martirio terminó cuando fue arrestado y encarcelado por una pelea que tuvo con la actriz en 1998, donde James la golpeó.

Por su parte, Kate Jackson, quien era la reconocida “líder” y la responsable de que existan Los Ángeles de Charlie, rápidamente ganó fama y popularidad tras su aparición en el popular show, a pesar de que la cadena no tenía mucha fe en el proyecto, la serie rápidamente ganó rápidamente el reconocimiento del público.

A partir de la segunda temporada, la enemistades crecieron en el elenco: Cheryl Ladd, fue acusada por Jackson de ser mala compañera y “trepadora”, mientras que Ladd comentó abiertamente que su compañera pasaba jornadas enteras de grabación sin dirigirle la palabra.

Jaclyn Smith, en cambio, fue la única en apoyar a la nueva integrante del equipo de los Ángeles, pero por años expresó su descontento por la decisión que había tomado Farrah al dejar el programa durante su primera temporada.

Los problemas entre las actrices estuvieron presentes en el foro de grabación por más de dos años, hasta que al final de la tercera temporada, Kate Jackson no aguantó más y decidió dejar el show.

El problema no era solo con Cheryl, sino también con Aaron Spelling, quien saboteó la oportunidad de Jackson de hacer su debut en la pantalla grande y quien además había sido seleccionada sobre Meryl Streep para protagonizar junto a Dustin Hoffman Kramer vs. Kramer.

Una ruptura irreparable

Los productores de la película, Kramer vs. Kramer, le pidieron a Spelling coordinar los horarios de filmación del show con los de la película, pero este se negó. Así saboteó el despegue cinematográfico de Jackson, y fue la primera y última gran oportunidad que tuvo para convertirse en una reconocida estrella cinematográfica. La actriz jamás se lo perdonó.

Kate no ha aparecido en ninguna otra producción de Hollywood desde 2009, cuando demandó a su asesor financiero ya que “sus acciones le costaron 3 millones de dólares”, además la llevó a la ruina financiera. Jackson tuvo cáncer de mama en dos ocasiones y hasta la fecha, sigue haciendo apariciones públicas para fomentar la detección temprana del cáncer.

Del trío original de Los ángeles de Charlie, Jaclyn fue la única que se mantuvo fiel a su personaje y permaneció hasta el final de la serie. Luego se convirtió en una multifacética figura en el mundo del entretenimiento y debió atravesar momentos complicados durante su carrera y su vida personal.

Jaclyn es recordada por su personalidad amorosa y elegante, lo que la llevó a protagonizar otros proyectos. La prensa comenzó a resaltar su vida amorosa, cuando debutó en el show, ya contaba con un matrimonio fallido con el actor Roger Davis, pronto encontró a su pareja ideal con Dennis Cole, con quien compartió pantalla durante casi un año.

Durante esta relación, Jaclyn se encariñó con el hijo de su pareja, Joe, con quien siguió teniendo una relación cercana de amistad aun después de su ruptura. Incluso, el asesinato del joven durante un robo en 1991 significó un duro golpe para la actriz que en ese entonces aún no se convertía en madre.

Al terminar el gran éxito de su carrera, la intérprete se dio una nueva oportunidad en el amor con el productor y director de fotografía Tony Richmond, con quien tuvo a sus dos hijos Spencer Margaret y Gaston Richmon y de quien también terminó separándose ocho años después.

Tras 108 episodios, y con una trama que poco a poco perdía la atención de los televidentes, Los ángeles de Charlie fue cancelada en 1981. Ninguna de sus actrices principales tuvo una carrera destacada en el medio del entretenimiento después de la serie, conformándose con papeles de poca importancia en producciones de televisión o de la pantalla grande.

¡Hasta luego, Charlie!

De todas, la única que siguió ligada al nombre fue Jaclyn Smith, quien apareció en cameos en todos los remakes para cine que se hicieron más tarde: Los ángeles de Charlie: la película protagonizada por Cameron Diaz, Drew Barrymore y Lucy Liu y la producción de 2019 a cargo de Kristen Stewart.

Recientemente, salió a la luz que durante la filmación de la película protagonizada por Cameron Diaz en el año 2000, los actores Lucy Liu y Bill Murray, tuvieron un altercado que afectó su relación de trabajo. La discusión entre el actor y la actriz surgió de un comportamiento inadecuado por parte de Murray al llegar tarde al set de rodaje.

“Me defendí y no me arrepiento. Porque no importa lo bajo que estés o de dónde vengas, no hay necesidad de ser condescendiente ni de menospreciar a otras personas” comentó la actriz Lucy Liu, cuando se le preguntó por la problemática con su compañero de trabajo. “Lo que realmente sucedió fue que Bill estaba… ya sabes, los comediantes pueden ser un poco oscuros a veces. Simplemente llegó de mal humor”

La saga de películas recaudó más de 264.1 millones de dólares en taquilla, lo que posicionó a la película como una de las más exitosas del año 2000 y revivir la nostalgia de los fanáticos por la serie de los 70´s.

En la actualidad, en el remake de 2019 protagonizado por Kristen Stewart, la tercera encarnación que vemos del trío de ángeles que lucha con glamour e ingenio. Al final de cuentas, de eso se trata la farnquicia: los Ángeles luchan contra el mal, pero nunca se olvidan de ser fantásticas.