Google compra Fitbit por casi 1.900 millones

132

Google ha adquirido Fitbit por unos 2.100 millones de dólares (1.883 millones de euros), lo que supone una prima del 70,5% si se compara con el precio de cierre de las acciones de la compañía especializada en productos de tecnología wearable justo antes de que saltasen los primeros rumores de la operación.

Según los términos del acuerdo, Google ha ofrecido 7,35 dólares por acción en efectivo, frente a los 4,31 dólares en los que cotizaba Fitbit el pasado viernes 25 de octubre, la sesión previa a que saltasen los rumores de compra y que provocaba que los títulos de la compañía de pulseras inteligentes se disparase un 30%.

Está previsto que la operación se complete a finales de 2020, debido a que aún está sujeta a la aprobación por parte de los accionistas de Fitbit y de las condiciones regulatorias correspondientes. “Hemos creado una marca de confianza respaldada por más de 28 millones de usuarios activos en todo el mundo, que confían en nuestros productos para mantener una vida más saludable y activa”, ha destacado el cofundador y consejero delegado de Fitbit, James Park.

En su opinión, Google es el socio “ideal” para avanzar en su misión, ya que con los recursos y la plataforma global del gigante tecnológico será más fácil “acelerar la innovación y crecer a escala”. “No podría estar más contento con lo que nos depara el futuro”, ha apostillado.

De su lado, el vicepresidente ‘senior’ de dispositivos de Google, Rick Osterloh, ha asegurado que Fitbit es un “verdadero pionero” en la industria y cuenta con una enorme comunidad de usuarios, por lo que están “deseando” que llegue el momento de poder trabajar juntos con el objetivo de unir el “mejor hardware, software e inteligencia artificial del mundo”.

Concretamente este viernes, los títulos de Fitbit rebotan más de un 16%, hasta situarse en un precio unitario a 7,17 dólares. En las últimas cinco sesiones, la compañía se ha revalorizado más de un 66%, lo que la coloca ya muy cerca del valor que le ha dado Google.

Fuente: www.lavanguardia.com