Informe forense revela que Naya Rivera pidió ayuda antes de morir en Lago Piru

117

Han pasado dos meses de la muerte de la actriz Naya Rivera y siguen apareciendo nuevos detalles del trágico deceso.

Recordemos que la estrella de Glee de 33 años se ahogó en el Lago Piru en California el 8 de julio en medio de un paseo en bote junto a su hijo Josey, de 4 años. En la ocasión ambos saltaron a nadar, pero sólo el niño regresó a la embarcación.

El médico forense del condado de Ventura publicó los informes completos de autopsia e investigación del fallecimiento de Rivera, revelando desgarradores pormenores del suceso.

Según el documento obtenido por revista People, Josey dijo que antes de que su madre desapareciera en el agua, contaron “1, 2, 3” y saltaron juntos al lago ubicado en el condado de Ventura.

Después de meterse en el agua, Josey señaló que Naya le pidió que regresara al bote. “Ella lo ayudó a subir y luego él la escuchó gritar ‘¡ayuda!’ con su brazo en el aire. Luego ella desapareció”, señala el informe.

El reporte también menciona que si bien Rivera gozaba de buena salud y era buena nadadora, tenía un historial de vértigo “que empeoraba cuando estaba en el agua”.

“La fallecida tenía vértigo hasta el punto de vomitar, pero aprendió a controlar los síntomas con medicamentos”, señala el informe.

De hecho, hay constancia de que Rivera había sido tratada en el hospital Cedars Sinai por vértigo antes de su muerte.

Asimismo, el documento revela que a Rivera le habían prescrito diazepam para la ansiedad y que recientemente estaba tomando medicamentos para una infección de los senos nasales. Además, “usaba un vaporizador de marihuana y fumaba alrededor de un paquete de cigarrillos por semana”, indican.

Por otro lado, aclaran que Rivera “no tenía antecedentes conocidos de ideación o intento suicida”.