Lorenza Izzo, la chilena que trabajó con Brad Pitt y Leonardo DiCaprio

520

Con sólo 29 años, Lorenza Izzo es una de las chilenas más exitosas en Hollywood en este momento. La actriz pavimentó su camino poco a poco hasta conseguir un papel junto a nada menos que Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y Quentin Tarantino.

Izzo, quien es hija de la modelo Rosita Parsons, es parte de Once Upon a Time in Hollywood, una de las películas más esperadas del año, que también abordará la trágica muerte de Sharon Tate, a manos de Charles Manson.

En la cinta, la artista dará vida a Francesca Capucci, una glamorosa actriz italiana, y compartirá escenas con Margot Robbie, Al Pacino y Elle Fanning, entre muchos otros.

“(Trabajar con Tarantino) Un sueño. Todo el proceso, la grabación y el después ha sido tan surreal, porque soy fanática de Quentin Tarantino desde muy chica. Veía las películas aunque no me dejaran verlas. He seguido la carrera de Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Al Pacino y Margot Robbie desde muy niña”, afirmó al diario La Cuarta.

Lorenza se fue a vivir a Hollywood hace seis años ya, tras debutar en la pantalla grande en producciones de Nicolás López como Que Pena Tu Boda (2011), Que pena tu familia (2012) y Aftershock.

Gracias a López también conoció a su exmarido, el actor y director norteamericano Eli Roth (Bastardos sin gloria), de quien se separó el año pasado tras cuatro años de matrimonio.

“Yo me fui a Hollywood hace seis años. Me he encargado de poner mi granito de arena todos los años y de hacerme un nombre. Este es, un poco, el peak de mi carrera. Ser considerada hasta en la lista corta para un personaje de la película de Tarantino ya era un logro. Haber quedado es lo más surreal de la tierra. Y trabajar con uno de mis ídolos es bastante surreal. Hasta el día de hoy me sigo pellizcando, ‘¿esto está pasando?, ¿esto es de verdad?’”, reconoció.

“El regalo de Once Upon a Time in Hollywood es estar ahí todos los días, trabajar con Quentin Tarantino y crear un personaje, como lo es el mío, y lo que suceda con esa película no lo puedo controlar. No sé lo que va a pasar. No me puedo poner a pensar en eso, porque me voy a volver loca. Las expectativas que se generan son muchas. Estoy viendo el proceso, la ola, lo entretenido que es todo y disfrutándolo”, comentó.

Recordemos que también, que el año pasado Lorenza trabajó junto a Jack Black y Cate Blanchett en la cinta La Casa con un Reloj en sus Paredes, por lo que conocía de proyectos grandes.

“Lo más lindo fue entrar al set de Quentin Tarantino y ver que todos se conocen. Es como una familia. Él trabaja con la misma gente desde siempre. El director de fotografía, el técnico, el departamento de maquillaje, el departamento de vestuario, todos se conocen. Es un ambiente familiar, más allá de que es un proyectazo, un buque”, dijo.

La chilena también aseguró que tuvo una muy buena experiencia con las estrellas de la cinta. “A Leonardo DiCaprio ya lo conocía. Tenemos un circuito más o menos parecido. Con Brad Pitt, no. Y cuando lo conocí me dice ‘hola, soy Brad’. Y yo ‘hola’ (con tono sorprendido). Cohibida. Pero después me relajé, porque es un tipo súper relajado. Onda que te quieres tomar una chela y mirar un partido con él”, narró.

“Su manera de trabajar es muy interesante y relajada. Los dos (DiCaprio y Pitt) son muy relajados, pero dicen ‘acción’ y se convierten. Para mí, eso es muy bacán”, aseguró.

Una nueva vida

Lorenza, quien es muy amiga de la actriz e hija de Phil Collins, Lily Collins, vive con su perro en su casa en Los Angeles, ubicada “justo debajo de los Hollywood signs”.

Y cuando no tiene proyectos, aprovecha de pasar tiempo con sus amigos, “caminar con mi perro, ver películas, quedarme en casa, subir un cerro, leer libros”.

Según ella misma comentó, se mueve en un circuito social donde se encuentra con muchos famosos, por lo que ya no es una novedad para ella. “Igual no me dejo de emocionar, especialmente cuando tengo un proyecto nuevo, y me pasan cositas. Pero, al mismo tiempo, ya estoy un poquito más acostumbrada”, aseguró.

Sin embargo, adaptarse a su nueva vida no fue nada fácil. “La ciudad es muy difícil. Al principio me costó hallarme. Y bueno, he pasado por muchos cambios que son conocidos. Me separé y es como partir de cero de alguna manera. Pero también abre muchas oportunidades, posibilidades”, reconoció.

Además de Once upon a time in Hollywood, la actriz también se encuentra filmando Women Is Losers y está confirmada para un nuevo proyecto televisivo.

Fuente: www.biobiochile.cl