Muere la actriz Lucia Bosé, madre de Miguel Bosé, a los 89 años a causa del coronavirus

474

Lucia Bosé, actriz italiana de 89 años, ha muerto este lunes 23 de marzo en Madrid, como han confirmado a EL PAÍS fuentes cercanas a la familia. Tenía 89 años, que había cumplido el pasado mes de enero. Estaba delicada de salud y ha fallecido a causa del coronavirus.

Bosé saltó a la fama cuando ganó, en 1947 y con apenas 16 años, el concurso de Miss Italia. A partir de ahí centró su carrera en la actuación, participando en media docena de películas de Luis Buñuel, Jean Coctaeu o Federico Fellini.

Bosé se casó el 1 de marzo de 1955 con el torero Luis Miguel Dominguín, con quien fue madre de tres hijos: Miguel Bosé, Lucía Dominguín y Paola Dominguín. Tenía 10 nietos, algunos de ellos tan conocidos como la fallecida Bimba Bosé o el también actor Nicolás Coronado.

Lucia Bosé vivía en Brieva, un pequeño pueblo de Segovia, mientras que sus hijas Paola y Lucía se encuentran en Valencia. Su primogénito, Miguel, vive en México junto a dos de sus cuatro hijos

El pasado abril, la matriarca del clan Bosé quedó absueltade una denuncia por presunta apropiación indebida de un dibujo que Pablo Picasso regaló a Remedios de la Torre Morales, que trabajó durante 50 años como empleada de su hogar. La fiscalía de Madrid solicitaba en su acusación contra Lucía Bosé una pena de dos años de prisión, una indemnización y una multa de ocho meses con cuota diaria de 20 euros. En el juicio, que se celebró en marzo de 2019, Bosé contó al tribunal que la Tata, como se conocía a Remedios en la casa familiar no quiso el dibujo que el artista malagueño le dedicó y se lo regaló a ella, por lo que lo consideró siempre de su propiedad.

Lucía Bosé vendió la obra en 2008 a través de la casa de subastas Christie’s por 198.607 euros.La obra, un dibujo que Picasso pintó en 1963 y nombrado La Chumbera, estaba colgada en la casa de Somosaguas, en Madrid, junto al resto de la colección de obras de las familia Dominguín-Bosé. Las demandantes, sobrinas de Remedios, aseguraron durante el litigo que su tía jamás regaló el dibujo a Lucía Bosé y que este formaba parte de sus posesiones y, consecuentemente, parte de la herencia que les correspondía a ellas como herederas.