Nuevo documental sobre la actriz Brittany Murphy, entregaría nuevos detalles de su vida

48

a pasado más de una década desde que Hollywood comenzó a llorar la muerte de Brittany Murphy, pero en torno a su triste fallecimiento aún quedan muchos misterios por resolver.

Ahora, un documental que se estrenará el próximo 14 de octubre en HBO Max, ¿Qué pasó, Brittany Murphy?, narra los últimos días de la actriz, en busca de nuevos detalles que puedan esclarecer lo que le ocurrió durante sus últimas horas de vida, en busca de las respuestas que Hollywood lleva años planteándose.

Producido por Blumhouse Television, esta nueva cinta explora en profundidad las relaciones más personales de la actriz, desde su familia hasta su polémico matrimonio con Simon Monjack, que murió sólo cinco meses después, a los 40 años, en circunstancias similares.

La actriz, conocida por sus papeles en Clueless, 8 Mile o Uptown Girls, murió en 2009 tras sufrir un desmayo en su casa, con apenas 32 años. Según el informe del forense, su fallecimiento fue el resultado de una neumonía no tratada, combinada con anemia e intoxicación por medicamentos recetados y de venta libre, incluyendo analgésicos y medicamentos para el resfriado.

Sin embargo, el fallecimiento de su marido, Simon Monjack, apenas cinco meses después de la trágica muerte de la actriz, hizo saltar todas las alarmas sobre lo que realmente podría estar detrás de estos insólitos sucesos. La muerte de Monjack también sucedió por una neumonía aguda y anemia severa, similares a las causas atribuidas a la muerte de su esposa.

Este nuevo documental ha tratado de desvelar algunas de las incógnitas que se esconden detrás de la muerte de la famosa actriz, empezando por la relación con el que hasta entonces había sido su marido, Simon Monjack. El guionista era ocho años mayor que ella y, según relataron amigos de la actriz, ella comenzó a cambiar su comportamiento tras comenzar una relación con él.

La directora del documental, Cynthia Hill, ha tratado de poner todos los focos sobre Monjack, tal y como ha asegurado en una entrevista para People: “Era un individuo perturbado que estaba acostumbrado a estafar a la gente y Brittany fue una de sus últimas víctimas. Había un patrón de comportamiento que se hizo muy evidente cuanto más investigamos”.

El testimonio de la exprometida de Monjack, Elizabeth Ragsdale, ha confirmado también esta versión, asegurando que el guionista mintió sobre su identidad y la dejó embarazada antes de dejarla abandonada en Nueva York tras pedirle que se mudara allí para poder formar su familia juntos: “Cuando llegué a mi pequeño estudio en Nueva York, le llamé y me contestó. Le dije: ‘Simon, he llegado a…’ y antes de que pudiera soltar esa frase, me colgó. Me dejó embarazada y abandonada”.

Uno de los testimonios más cercanos ha sido el de Trista Jordan, antigua maquilladora de Brittany, que vivió los últimos días de la actriz junto a ella, y aseguró que las últimas semanas previas a su muerte su estado físico y mental se había deteriorado rápidamente: “Sus ojos estaban tan hundidos, y parecía tan triste. No era ella misma. Tenía mucho dolor. Tenía las piernas de Bambi y no podía levantarse”.

Las sospechas también han rodeado siempre a la madre de Brittany, Sharon Murphy, que acabó por ser la única heredera de la fortuna de la actriz tras su fallecimiento. Tal y como reveló el responsable financiero de la actriz, Simon vació las cuentas bancarias de Brittany a los pocos días de su muerte.

“Sharon tiene que explicar por qué hizo que mi hija redactara su testamento y le dejara todo a ella. Lo llevó a cabo justo después de que Brittany y Simon le contaran que querían mudarse a Nueva York y tener un hijo. Dejemos que Sharon explique cómo pretendía mantenerse por sí misma, por qué subastó hasta la ropa interior y el pasaporte de Brittany”, dijo Angelo Bertolotti, padre de Brittany, en 2014.