Parodia de BTS en programa Mi Barrio de Mega, traspasó fronteras y es tendencia mundial

1291

El prestigioso diario New York Times destacó la polémica provocada por un sketch del programa de Mega Mi Barrio, donde parte de su elenco realizó una imitación al grupo coreano de Kpop BTS, la cual levantó acusaciones de “racismo y xenofobia”.

“Cuando una parodia anti-asiática se enfoca en BTS, el ejército de fans de la banda se movilizó“, se titula el artículo escrito por Russell Goldman, redactor jefe de la sección internacional del periódico.

“Una parodia en la televisión chilena de la boy band coreana BTS provocó una reacción internacional durante el fin de semana, lo que ilustra el poder de los muchos fanáticos del grupo y una mayor sensibilidad en todo el mundo hacia el discurso racista, particularmente anti-asiático”, comenzó el profesional.

La parodia que incluye a los supuestos integrantes de la banda presentándose a sí mismos como “Kim Jong Un”, “Dos”, “Tres”, “Cuatro” y Juan Carlos -en abierta alusión al líder de Corea del Norte-, se da en medio del rechazo internacional contra ataques a personas asiáticas, injustamente responsabilizadas por la aparición de la pandemia.

En los últimos meses se han registrado varios crímenes de odio a inmigrantes asiáticos en Estados Unidos. Uno de ellos fue el caso de un adulto mayor tailandés quien murió tras ser golpeado en el suelo; otro caso fue el de un filipino-estadounidense quien sufrió cortes en su cara; y otro, el de una mujer china abofeteada y luego incendiada.

El artículo del New York Time continúa asegurando que “en un momento de aumento de la retórica anti-asiática y la violencia en Internet y en todo el mundo, ‘Mi Barrio’ se convirtió rápidamente en el objetivo de una campaña antirracista más amplia”.

Goldman también reconoce el poder de los fans de BTS, a quienes califica como “legión y ferozmente leales”. “(Ellos) Rápidamente salieron en defensa de la banda y vincularon los chistes con problemas más amplios de racismo y xenofobia anti-asiáticos que han estallado desde que apareció el coronavirus el año pasado en China”, explicó.

“Al usar su poder y números para promover y defender al grupo, los fanáticos de BTS también han demostrado ser un bloque poderoso en otros temas. El año pasado, los fanáticos de la música pop coreana se coordinaron para avergonzar al presidente Donald J. Trump al inflar las solicitudes de boletos en un mitin de campaña”, agregó Goldman.

Fueron estos mismos fans quienes viralizaron el hashtag #RacismIsNotComedy (el racismo no es comedia), el cual llegó a ser uno de los más comentados en Twitter, no sólo en Chile sino que en diferentes países como EEUU e incluso Corea del Sur.

Por su parte, la destacada revista NME, también dedicó un artículo a la polémica, el cual tituló: “Parodia a BTS de programa de comedia chileno es acusado de racista”.

En la nota, la revista también destacó cómo los fans llamaron a denunciar el espacio ante el Consejo Nacional de Televisión. “Este incidente se produce pocas semanas después de que BTS publicara su propia declaración en contra del racismo anti-asiático, donde recordaron sus propias experiencias en las que se sintieron ‘impotentes’ a veces. ‘Hemos soportado improperios sin razón y se burlaron de nuestra apariencia. Incluso nos preguntaron por qué los asiáticos hablaban en inglés””, sentencia la publicación.

Durante la tarde del domingo, la opiniones de los fans chilenos de la banda tuvieron réplica desde un comunicador coreano llamado Jae-Ha Kim, quien se describe en redes sociales como columnista de cultura con pasos por medios como Chicago Tribune, Vogue y New York Daily News.

“No es así como quería pasar mi domingo, pero aquí estamos. El racismo no tiene gracia. Repetir el nombre de un dictador no es inteligente. Burlarse de un idioma que no entiendes no es lindo. Estamos en 2021. Ya basta de esto”, expuso.

Las cuentas oficiales del espacio de humor de Mega se llenaron con críticas hacia el segmento y la parodia realizada con los actores. Desde el programa respondieron en varias ocasiones, en los mismos comentarios, que no se había tratado de una humorada “racista”.

“No es racismo lo inherente a este segmento. Todo lo contrario. De hecho, muchos fans de este tipo de música, han sido críticos con el sobrepeso de los actores que lo hicieron. Me parece mal, pero es momento de conversar y cambiar”, expusieron a uno de los críticos.

Fuente: www.biobiochile.cl