Quico reveló cómo fue la conmovedora última visita a Don Ramón en su agonía

201

La bonita vecindad de El Chavo del 8 dejó personajes entrañables e inolvidables. En esta lista están Quico -el personaje que interpretó Carlos Villagrán- y Don Ramón -en la piel del actor Ramón Valdés.

La situación típica y repetida era cuando el niño cachetón y malcriado hacia todo lo posible para que su madre, Doña Florinda, abofetee al papá de la Chilindrina.

Estos golpes muchas veces eran por culpa de El Chavo. Pero Don Ramón jamás tenía el tiempo para explicarle a la “Vieja Chancluda” la verdad de los acontecimientos.

Esto era solo la ficción. En la vida real, rememora la nota del sitio Mag de El Comercio de Perú, Villagrán y Valdés fueron grandes y leales amigos.

A tal punto que, tras dejar el programa de Chespirito, los dos fueron a probar suerte a Venezuela. Algunos de sus planes, dice la misma nota, no tuvieron la repercusión que esperaban. Pero, al mismo tiempo, la amistad quedó intacta y se fortaleció más.

También es sabido que Villagrán fue un apoyo durante los momentos difíciles que pasó Valdés, luego de su salida de El Chavo del 8.

La última visita de Quico a Don Ramón

En plan de recordar esos tiempos, en una transmisión en vivo desde su Instagram, Villagrán se animó a contar cómo fue la última visita que le realizó a Ramón.

“Monchito”, como solían decirle cariñosamente, estaba atravesando un cáncer de estómago y ya se encontraba en un estado muy delicado.

Villagrán estaba muy al tanto de la situación y como tenía pautada una gira por varios países decidió ir a visitarlo.

Con mucho dolor, contó que él era consciente que podría ser la última vez que lo vería con vida.

“Yo tenía un compromiso para ir a trabajar a Bolivia y Perú. Lógicamente, yo sabía que estaba muy enfermo. Me fui a despedir de él al Hospital Santa Elena”, contó en un Instagram Live junto a Carmen Valdés, hija del fallecido actor.

La nota de El Comercio Mag cuenta que la tristeza era muy fuerte. Pero, de todas maneras, él en todo momento trató de hacer sentir bien a su querido amigo. Hasta que Villagrán lo abrazó y se quebró.

“Lo vi muy delgado. Le faltaba muy poco tiempo. Así que lo abracé y empecé a llorar. En ese momento él me dijo: Ya, no llores cachetón. Allá te espero. Le digo: ¿Allá con el Señor?’. No te hagas el tonto: allá abajo: me respondió”, recordó nostálgico.

La muerte de Don Ramón

Villagrán también compartió la reacción que tuvo el día que se enteró de la muerte de Valdés, el 9 de agosto de 1988.

“Cuando te llega la noticia, ya sabes que es oficial. Recibí una foto suya, estaba sentado, me la quedé mirándola y sin palabras. En ese momento, recordé tantas y tantas, y tantas cosas que pasaron. Perder a Don Ramón fue muy doloroso para mí”, dijo Quico.