Rinden Homenajes en diferentes conciertos al recientemente desparecido Eddie Money en el mundo

100

Tenía cáncer de esófago. Tras disfrutar del éxito a fines de los ’70 y principios de los ’80, fue perdiendo presencia en la escena, aunque siguió tocando hasta cuatro meses atrás.

Eddie Money murió este viernes 13 de septiembre en Los Angeles, a los 70 años, a causa de cáncer de esófago. Money, o Edward Joseph Mahoney, fue de esos músicos cuya mención por esta parte del mundo puede no significar demasiado, pero que hicieron una música que difícilmente no haya pasado por los oídos de uno, aunque más no fuera por accidente.

Para comprobarlo, basta con escuchar temas como Two Tickets to Paradise o Baby Hold On, ambos publicados en 1977, como parte del álbum debut del músico y cantante nacido el 21 de marzo de 1949. Además, escribió y grabó la canción Take me Home Tonight, que en 1987 le valió una nominación a un premio Grammy, que no ganó. Pero eso no le quita mérito.

“Con gran pesar decimos adiós a nuestro querido esposo y padre. Es tan difícil imaginar nuestro mundo sin él, pero vivirá por siempre a través de su música”. El comunicado de la familia del músico fue posteado por su publicista, Cindy Ronzoni.

No fue una sorpresa. El mes pasado, Money, cuya última presentación fue el 25 de mayo de este año, había anunciado su diagnóstico en un vídeo de su serie Real Money, emitida en AXS TV. En el clip, dijo que descubrió que tenía cáncer tras lo que pensó que era un chequeo de rutina. Y contó que la enfermedad se había diseminado a su hígado y nódulos linfáticos.

No era el único problema de salud que lo aquejaba. En el transcurso de 2019 se había sometido a una operación de válvula cardíaca y luego sufrió neumonía, por lo que se vio obligado a cancelar una gira el verano pasado.

Oriundo de Nueva York, Money creció en una familia de policías y él mismo se entrenó para ser un agente de la ley antes de rebelarse y decidir que prefería ser cantante. “Crecí con respeto por la idea de preservar la ley y el orden, y entonces de repente los policías se convirtieron en cerdos y eso me rompió el corazón” declaró el artista a la revista Rolling Stone, en 1978.

Two Tickets to Paradise y Baby Hold On llegaron al Top 30 a finales de los ’70. En 1987, recibió una nominación al Grammy a la mejor interpretación vocal de rock por Take Me Home Tonight. La canción incluía la participación de Ronnie Spector cantando la frase “be my little baby”, una frase de su éxito de los 60 con las Ronettes Be My Baby.

La cantante aún estaba traumatizada por sus años compartidos con el productor Phil Spector, pero logró convencerla de que colaborara con él. “Le dije: ‘Ronnie, tengo esta canción que está realmente increíble y es un homenaje para ti. Sería tan maravilloso que salieras a hacerla conmigo…'”, contó Money a hippopress.com en 2015.

Después de los ’80, la figura de Money se fue desdibujando y fue perdiendo presencia en la escena, aunque continuó saliendo de gira y grabando. No obstante, Two Tickets to Paradise se convirtió en una favorita de las emisoras de radio de rock clásico, y también sonó en Los Simpson y en The Office.

Por años, Money vivió como una estrella de rock, algo que había expresado como un deseo en el tema Wanna Be a Roc ‘n’ Roll Star. En 1980 sufrió lesiones en los nervios de las piernas tras una sobredosis de alcohol y barbitúricos, un evento casi trágico que dio origen a su álbum No Control (1982).

Sin embargo, Money debió seguir peleando con sus demonios, antes de someterse a un programa de rehabilitación de 12 pasos en 2001. “Llegué a la conclusión de que en realidad yo no necesitaba (alcohol) para ser agudo”, confesó a CNN en 2003.

Sí, en cambio, logró la proeza de mantener su matimonio por más de 30 años con Laurie Harris, quien dijo que al principio lo había confundido con el músico John Mellencamp. La pareja tuvo cinco hijos: Zachary, Jessica, Joseph, Desmond y Julian.

Money, un alborotador innato, fue echado de una escuela secundaria por falsificar su boletín de calificaciones. Más tarde se mudó a Berkeley, California, se cambió el apellido y llegó a tocar con el antiguo grupo de Janis Joplin, como para llamar la atención del afamado promotor del rock Bill Graham.

Sobre finales de los ’70 fue convocado para abrir los show de The Rolling Stones, aunque el trabajo no duró tanto como esperaba. “Tuve un éxito con Two Tickets, y todo el mundo me amaba. Me pedían demasiados bises”, recordó Money en su entrevista con hippopress.com.

“Se suponía que teníamos seis fechas (con los Stones), y sólo fueron cuatro. Desde mi punto de vista, si te van a despedir de una gira de los Rolling Stones, que te despidan por ser demasiado bueno”, concluyó, buscándole el lado positivo a la cuestión.

Es más, su partida no ha dejado indiferente a nadie, de hecho los Reo Speedwagon, rindieron un homenaje este fin de semana interpretando en una presentación en vivo su clásico eterno, Two Tickets To Paradise, para el deleite de los asistentes que corearon su nombre por mucho rato. Hasta siempre Eddie Money.

Fuente: www.clarin.com