Ringo Starr abandona la batalla legal contra los juguetes sexuales Ring O

129

Ringo Starr ha abandonado su batalla legal contra los fabricantes de un juguete sexual llamado Ring O.

El ícono de los Beatles había desafiado la marca registrada del juguete y argumentó que la similitud con su nombre podría causar confusión. Argumentó que su reputación podría verse dañada si el nombre se registraba como una marca comercial estadounidense.

Ahora ha retirado la queja después de que se llegó a un acuerdo con los fabricantes de Ring O.

Los abogados de Starr inicialmente argumentaron que la marca era “idéntica en apariencia, sonido, connotación y pronunciación” a su propio nombre, que había registrado anteriormente.

Los documentos presentados por su equipo legal en 2019 dicen: “Los consumidores probablemente creerán que la empresa más nueva de Opposer [Starr] son ​​los juguetes sexuales, y esta es una asociación que Opposer no quiere”.

Habiendo argumentado que la conexión empañaría su “nombre, semejanza y marca”, un nuevo acuerdo ha visto a Pacific Holdings y Momentum Management acordar “evitar cualquier actividad que pueda generar confusión” entre su producto y Starr. El acuerdo establece que las firmas solo pueden usar el nombre para juguetes y aerosoles sexuales para adultos, y debe haber un espacio entre el Ring y O.

También han prometido no “degradar, empañar, menospreciar o menospreciar” el nombre o la imagen de Starr y confirmaron que evitarán hacer cualquier referencia o insinuación para asociar el producto con él.

Starr aún no ha comentado directamente sobre el acuerdo.