Tres actores de The Game Of Thrones, se auto propusieron como candidatos a los Emmys

189

Ser considerado para un premio Emmy no es gratuito. Cada actor que entra en la quiniela debe pagar 225 dólares aunque lo habitual es que, si se trata de un actor protagonista o alguien que tiene posibilidades, sea la productora o el canal quien cubra este gasto. En HBO, sin embargo, no confiaban en las posibilidades de tres actores de Juego de tronos como Alfie Allen (Theon Greyjoy), Gwendoline Christie (Brienne de Tarth) y Carice van Houten (Melisandre).

Según ha confirmado el Hollywood Reporter al hablar con los representantes de estos tres actores, se presentaron ellos mismos en los premios de televisión más prestigiosos de los Estados Unidos. Sólo querían la misma oportunidad de salir nominados que Kit Harington (Jon), Emilia Clarke (Daenerys), Peter Dinklage (Tyrion), Lena Headey (Cersei), Nikolaj Coster Waldau (Jaime), Maisie Williams (Arya) y Sophie Turner (Sansa), a quienes el propio canal presentaba como candidatos en las categorías interpretativas y que han entrado.

Mientras es habitual que haya actores que se presenten ellos mismos (porque la esperanza es lo último que se pierde), lo raro es que la operación sea un éxito. Y en el caso de Allen, Christie y van Houten, ha sido un éxito tremendo: Allen está nominado al mejor actor secundario, Christie a la mejor secundaria y Van Houten como actriz invitada. Han permitido, de hecho, que Juego de tronos bate récords con un total de 32 nominaciones en esta edición de los Emmys.

Los motivos de HBO, que conste, eran prácticos. Por un lado, Juego de tronos era una serie muy coral y no se puede promocionar a todo el reparto para los premios. No es una cuestión de pagar 225 dólares por cabeza sino que no tiene sentido presentarlos como candidatos y después no contemplarlos en la campaña para la temporada de premios. Por otro lado, la aparición de Allen y Christie en las categorías principales puede dividir todavía más el voto, lo cual no entusiasma a HBO que quiere Emmys y no solamente nominaciones.

Eso sí, mientras Alfie Allen o Carice Van Houten habían vivido mejores tiempos en anteriores tiempos de Juego de tronos, en el sentido que habían tenido mejores escenas con las que lucirse, sorprende que no apostaran por Gwendoline Christie. Su Brienne de Tarth es una contendiente potente por la ternura que despertaba al ser nombrada caballero y por su reacción a la traición amorosa. Y, ahora que se ha descubierto que HBO no apostaba por ella, tiene la mejor promoción posible para llevarse el Emmy en una categoría donde compite contra Lena Headey, Sophie Turner y Maisie Williams.

Fuente: www.lavanguardia.com