Yolanda Sultana sufrió la perdida de su pareja por 35 años

396

El pasado 28 de mayo falleció el locutor deportivo magallánico Abdón Oyarzún, pareja por más de 35 años de la tarotista Yolanda Sultana.

La noticia fue confirmada por la popular “Tía Yoli”, a través de sus redes sociales. “En la tarde del jueves 28 ha dejado de existir, la que fue mi pareja por más de 35 años, ABDÓN OYARZÚN PÉREZ”, comenzó su mensaje.

“Si antes no pude hacerlo público o referirme a su muerte fue por lo afectada que me encontraba. El dolor y el vacío que siento en mi alma es irreparable”, añadió.

“Fuiste un leal compañero por años, en las buenas y en las malas. Caminamos un largo camino juntos, vivimos y disfrutamos de muchos y lindos momentos. Compartí tus victorias y tus derrotas y me supiste escuchar en mis momentos más duros. Viejito te extrañaré mucho, mucho”, reconoció.

“Envío mi saludo fraterno a toda tu familia… Su dolor es el mío”, prosiguió. “Te recordaré siempre, siempre… y junto a mi hija María Soledad, que también está muy afectada, nos quedaremos con esos lindos recuerdos de casi toda una vida juntos. Te extrañaré mucho mucho viejito. Que Dios te tenga en su Santo Reino”, finalizó.

Según explicó la popular tarotista a Chilevisión Noticias, su pareja comenzó a sentirse mal y decaído durante tres días, por lo cual fue trasladado al Hospital de la FACh, donde murió esa misma tarde.

En el centro asistencial les comunicaron tras el fallecimiento que el hombre “tenía neumonía, que tenía bronquitis, tenía varias cosas escritas… y al final decía posible coronavirus”.

Justamente la presencia del Covid-19 en el documento entregado, les resultó muy extraña a las mujeres, puesto que aseguran que no había tenido síntomas de mayor preocupación.

“Tenía apetito, porque mi mamá le daba siempre la comida que a él le gustaba y pedía más. No tenía falta de olfato, pero hubo una noche que se quejaba, dijo que era de un tobillo“, dijo la hija de la tarotista María Soledad Durán.

Por su parte, Yolanda añadió que “nosotros no nos hemos enfermado, entonces quiere decir que se le complicaron las cosas en el hospital”.

“Yo creo que le están colocando nomás, no es otra cosa, porque él no se fue con esta enfermedad, si no yo ya estaría muerta“, aseguró Sultana, quien debió realizarse un test rápido, al igual que su hija, los cuales arrojaron negativo.

“Aquí quedó un vacío, un triste dolor. Eso no se va a olvidar, pero tengo que seguir trabajando“, finalizó.

Fuente: www.biobiochile.cl